Foto: Pablo Almansa

Marina Casal y Andrés Gallardo son los creadores de la firma de joyería y bolsos ANDRESGALLARDO. Espíritus contemporáneos que han sabido captar la esencia de la artesanía tradicional, para impregnarla de vanguardia. Figuras de porcelana, elementos geométricos e inspiración natural son algunas de las constantes que han catapultado sus colecciones al mercado internacional.

 ¿Quiénes sois ANDRESGALLARDO? Contadnos cómo os conocéis, por qué decidís poner en marcha el proyecto…

ANDRESGALLARDO somos Andrés Gallardo y Marina Casal. Nos conocimos en uno de nuestros primeros trabajos, formábamos parte del equipo creativo que Juan Duyos reunió para renovar la imagen de Don Algodón en 2003. A partir de ahí surgió una gran amistad y además, volvimos a coincidir en el equipo de diseño de otras marcas en las que trabajábamos mano a mano. Cuando hice la primera serie de colgantes con piezas de porcelana, algo que para mí era un proyecto personal, Marina me animó a convertirlo en una marca y en un modo de vida. Estábamos en plena crisis y nuestro trabajo, en ese momento, resultaba cada vez menos satisfactorio a nivel creativo. Por otro lado, las piezas que había creado empezaron a despertar el interés de la prensa y de algunos puntos de venta, así que en un momento difícil nos llenamos de optimismo y nos lanzamos a la aventura. Dejamos nuestro trabajo y creamos la marca.

ANDRESGALLARDO es una firma que cuenta ya con 8 años de vida, y que ha salido en revistas de la talla de Neo2 o VOGUE ¿Cómo ha sido la evolución de la marca durante todo este periodo?

Nuestra primera colección era de series limitadas, ya que partíamos de figuras de porcelana existentes y el material era escaso. Sin embargo cuando ganamos el concurso de Who’s Next y nos invitaron a exponer, nos dimos cuenta de que necesitábamos poder reproducir las piezas para responder a los pedidos. No queríamos perder la esencia experimental de las primeras piezas, pero necesitábamos una solidez técnica de la que Marina y yo carecíamos, ya que no contábamos con experiencia en los procesos de elaboración de porcelana y joyería. De este modo, decidimos apoyarnos en artesanos y artesanas en España y Portugal que aportasen todo su conocimiento al proyecto. Este paso fue uno de los más importantes para la definición y consolidación del proyecto, ya que nos permitió llevar a cabo nuestra propia producción de las figuras y crecer como proyecto empresarial de una manera sostenible y honesta, que era algo que teníamos muy claro desde el principio. También la internacionalización que perseguimos desde el inicio fue decisiva, ya que posicionar las piezas en tiendas internacionales de referencia nos dio mucha visibilidad, así como el apoyo de la prensa en España contribuyó a que nos surgieran importantes puntos de venta, casi sin buscarlos. A nivel creativo hemos evolucionado, pero sin perder de vista la esencia experimental y la libertad creativa que nos caracteriza y que nos llevó a trabajar fuera de los estándares creando joyas bajo una visión muy subjetiva. Nuestras primeras piezas eran una explosión creativa en las que no existían los límites y que carecían de estructura de colección, sin embargo, poco a poco, colección tras colección, hemos encontrado nuestros propios límites, aquellos en los que nos sentimos cómodos. Tanto límites técnicos, para asegurar una alta calidad en acabados, como a nivel creativo evolucionando hacia una estética más contenida, contemporánea e igualmente subjetiva. A nivel estético, la marca ha evolucionado con nosotros, con nuestro estado de ánimo y nuestra perspectiva.

“Las figuras de porcelana marcan el  inicio del que surgen las composiciones y las colecciones.”

¿Por qué decidís apostar por trabajar con un material como la porcelana?
Es un material que nos ha gustado desde siempre, sobre todo a nivel estético, cualquier cosa hecha en porcelana o loza nos atrae más que si estuviera elaborada en otros materiales. Todo empezó de forma espontánea, coleccionábamos figuras bonitas, raras o curiosas que encontrábamos en cualquier lugar, algunas de las cuales se convirtieron en amuletos, de ahí surgió todo, empezamos a romper las figuras, hacer composiciones… Además valoramos mucho su condición artesanal lo que no hace que deje de ser un producto contemporáneo, de hecho somos seguidores de las casas icónicas españolas y portuguesas en el trabajo de la porcelana españolas como Lladró, Sargadelos, Vista Alegre…  Ellas mantienen viva una tradición, lo que resulta  muy inspirador para nuestro proyecto que busca recuperar procesos artesanales para hacer un producto de diseño contemporáneo.

Inspiración naturista, elementos geométricos ¿Cómo describiríais vuestro proceso creativo a la hora de esbozar una colección?

Todo surge a partir de las figuras de porcelana, es lo primero que creamos, marcan el  inicio del que surgen las composiciones y las colecciones. No hacemos bocetos o dibujos. Modelamos las figuras junto con los artesanos y una vez están hechas en porcelana empieza el trabajo de composición, a veces las rompemos y cortamos para quedarnos solo con una parte o para hacer que encajen mejor en el cuerpo. El amor, la magia o el juego son temáticas constantes en nuestras colecciones, también la flora y la fauna, una y otra vez volvemos a estos temas y no nos cansamos. Nuestro universo evoluciona muy poco a poco, las colecciones cambian pero la mayoría de los elementos son los mismos, muchas piezas forman parte de las colecciones desde el principio. Es un universo que en vez de expandirse se concentra, seguimos puliendo las mismas ideas pero mejorando los acabados, afinando las composiciones.

Cómo es la mujer en la que se inspira la firma ANDRESGALLARDO para crear sus piezas?
Cuando diseñamos y pensamos las piezas no tenemos en mente un cliente o persona en concreto, pensamos objetos de diseño que luego la gente elige o no. Creemos que es la persona la que se tiene que sentir atraída o identificada de forma natural.

“El amor, la magia o el juego son temáticas constantes en nuestras colecciones”

¿Existe una pieza de la que os sintáis especialmente orgullosos o recordéis con un cariño especial?

Tenemos muchas piezas favoritas, algunos de los primeros diseños que creamos y que aún siguen en las colecciones como las piezas que llevan conejos o panteras. También piezas de las últimas colecciones en las que hemos conseguido “comprimir” la fuerza de la porcelana y nuestro universo creativo en piezas de formatos pequeños, lo cual ha sido un reto. En la colección de bolsos nos sentimos muy satisfechos con los diseños que se mantienen temporada tras temporada. La línea de bolsos fue un paso importante y queríamos crear algo que perdurase en el tiempo, así que ver que después de cinco años nuestro Rectangular Rabbit Head Bag sigue siendo el modelo más vendido y buscado nos hace sentirnos orgullosos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *